5 BENEFICIOS DE LOS IONES NEGATIVOS RESPALDADOS POR LA CIENCIA

 In BENEFICIOS DE LOS IONES NEGATIVOS

A pesar de su nombre, los iones negativos no son para nada negativos. Por el contrario, estas moléculas resultan sumamente beneficiosas y pueden influir positivamente en la salud y el bienestar del ser humano, razón por la cual se les conoce popularmente como “las vitaminas del aire”.

Los iones son partículas invisibles, bien sean átomos o moléculas, que se forman a partir de la pérdida o ganancia de electrones. Si un átomo pierde un electrón, se forma un ion positivo, mientras que, si gana un electrón, se forma un ion negativo. Ambos son necesarios para mantener un equilibrio en la atmósfera, pero la proporción ideal para un entorno sano se inclina en favor de los iones negativos hasta cuatro veces, ya que son estos los que son beneficiosos para la salud.

Los iones negativos están presentes de manera abundante en ciertos ambientes naturales como los bosques, las montañas, la superficie del océano, las playas o las cascadas, y por ello, muchas de las personas que visitan dichos lugares aseguran tener sensaciones de bienestar, frescura y felicidad.

Pero eso no es todo, según distintos estudios e investigaciones científicas, la exposición a los iones negativos está relacionada con muchos otros beneficios para el ser humano.

A continuación, te presentamos cinco de ellos con su respectiva base científica.

1. Los iones negativos disminuyen los niveles de estrés

Un estudio llevado a cabo en el 2010 se propuso examinar los efectos de los iones negativos sobre los indicadores psicológicos y fisiológicos de estrés ante una exposición de dos horas frente al computador. Para esto, se utilizó un generador de iones negativos y se analizaron los latidos cardíacos de los participantes antes, durante y después de la exposición a los iones negativos. El estudio mostró que quienes recibieron la terapia con iones negativos mostraron una mejoría significativa en los latidos cardíacos y en los niveles de estrés, mientras que no se observaron cambios significativos en los participantes controlados con placebo. Estos resultados sugieren que los iones negativos ayudan a reducir los indicadores psicológicos y fisiológicos de estrés.

2. Los iones negativos mejoran la calidad del sueño

En 2017 se realizó un experimento en 33 individuos para investigar los efectos de los iones negativos sobre la calidad del sueño. Para esto, se evaluaron indicadores tanto subjetivos como fisiológicos. Los resultados subjetivos indicaron que los participantes del examen se durmieron más fácilmente con los iones negativos. Por otro lado, los resultados objetivos mostraron que el período de latencia de inicio del sueño disminuyó, mientras que el período de sueño de ondas lentas se prolongó. Esto indica que los iones negativos pueden mejorar la calidad del sueño en las personas.

3. Los iones negativos combaten la depresión

Un ensayo controlado aleatorizado realizado en 2005 investigó la efectividad de dos tratamientos no farmacológicos (la luz brillante y los iones negativos de alta densidad) sobre la depresión crónica. En la prueba participaron 32 pacientes con distintos desórdenes depresivos que fueron distribuidos en 3 grupos diferentes de exposición (a luz brillante, a iones negativos de alta densidad y a iones negativos de baja densidad como placebo). Al final del estudio, los pacientes mostraron una mejoría en la Escala para la Evaluación de Trastornos Afectivos Estacionales de Hamilton (SIGH-SAD por sus siglas en inglés) de la siguiente manera: 53.7% para la luz brillante, 51.1% para los iones de alta densidad y 17.0% para los iones de baja densidad. Del mismo modo, las tasas de remisión fueron de 50%, 50% y 0% respectivamente. Estos resultados demuestran la efectividad tanto de la luz brillante como de los iones negativos de alta densidad en el tratamiento de la depresión crónica.

4. Los iones negativos reducen los dolores de cabeza

Un estudio llevado a cabo en Inglaterra tuvo como objetivo investigar los efectos de la temperatura, la humedad y la ionización del aire en un ambiente de oficina sobre 106 participantes (hombres y mujeres). Los resultados mostraron que la introducción de un generador de iones negativos redujo significativamente el número de quejas por dolores de cabeza en un 50% y también redujo significativamente las quejas por mareos y náuseas, evidenciando la efectividad de los iones negativos sobre estos problemas.

5. Los iones negativos ayudan a regular la presión arterial y el ritmo cardíaco

En un estudio realizado en 2008, los investigadores encontraron que los iones negativos del aire ejercían efectos positivos sobre los parámetros fisiológicos de la presión arterial, el ritmo cardíaco y la actividad neuronal al aplicarse en grupos de roedores. Durante el estudio se observó que los iones negativos ayudaron a disminuir significativamente tanto la presión arterial como el ritmo cardíaco, lo que sugiere que estas moléculas pueden afectar positivamente la salud mediante la inhibición de la actividad neuronal.

Recent Posts

Dejar un comentario

0

Start typing and press Enter to search

Abrir chat