5 BENEFICIOS DE LA RADIACIÓN INFRARROJA LEJANA RESPALDADOS POR LA CIENCIA

 In BENEFICIOS DE LA RADIACIÓN INFRARROJA

Como sabemos, la luz solar es fundamental para la supervivencia de todas las formas de vida en nuestro planeta, en especial para el ser humano, ya que no solo permite llevar a cabo distintos procesos químicos y metabólicos esenciales para el desarrollo de células y tejidos, sino que también constituye nuestra principal fuente de calor y energía.

La radiación infrarroja lejana es un tipo de radiación electromagnética que forma parte del espectro de luz proveniente del sol. Estos rayos, invisibles para el ojo humano, son principalmente ondas de energía que tienen la capacidad de penetrar profundamente nuestros tejidos para aumentar ligeramente su temperatura, logrando de esta forma activar distintas funciones vitales en el organismo.

Existe numerosa evidencia científica que prueba la acción beneficiosa de la terapia con calor o termoterapia sobre el cuerpo humano. De hecho, civilizaciones como la romana, la egipcia, la antigua china o las indoamericanas ya usaban esta forma de terapia hace miles de años.

Por tal motivo, los científicos han buscado la manera de desarrollar formas seguras y efectivas de termoterapia que puedan ayudar a tratar problemas en áreas específicas del cuerpo.

Es así como, desde hace varias décadas, han investigado rigurosamente los beneficios terapéuticos de la radiación infrarroja lejana, obteniendo resultados sorprendentes que han propiciado el surgimiento de técnicas avanzadas para llevar este tipo de radiación al cuerpo humano.

A continuación, mencionaremos cinco beneficios terapéuticos de la radiación infrarroja lejana respaldados por la ciencia

1. Los rayos infrarrojos lejanos ejercen efectos terapéuticos sobre el dolor crónico.

Un estudio realizado en el año 2008 se propuso investigar la eficacia de la radiación infrarroja lejana en pacientes con fibromialgia, una afección caracterizada por el dolor muscoesquelético generalizado. 13 mujeres fueron sometidas a terapia con infrarrojo lejano una vez al día durante dos o cinco días/semana. Luego de la primera sesión, la totalidad de las pacientes experimentaron una reducción significativa del dolor, y al cabo de 10 sesiones, los efectos se hicieron estables, lo que demuestra los efectos terapéuticos de esta radiación sobre el dolor crónico.

2. La radiación infrarroja lejana mejora la salud cardíaca.

En 2004, un estudio se propuso determinar los efectos de la terapia repetida con infrarrojo lejano sobre las arritmias cardíacas en pacientes con insuficiencia cardíaca crónica. Para esto, 30 pacientes fueron divididos de forma aleatoria en dos grupos. El primero recibió un tratamiento con sauna de infrarrojo lejano a 60°C de 15 minutos por día, seguido de un reposo de 30 minutos con sábanas (5 días por semana durante dos semanas), mientras que el segundo grupo fue sometido a un reposo diario de 45 minutos. Al final del estudio, el grupo tratado con infrarrojo lejano mostró una disminución significativa tanto en el número de contracciones ventriculares prematuras como en las concentraciones de péptido natriurético cerebral en comparación con el grupo que no recibió tratamiento. Estos resultados sugieren que la terapia repetida con radiación infrarroja lejana ejerce efectos beneficiosos sobre la salud cardíaca.

Investigadores concluyen que una sesión de terapia de infrarrojos de 15 minutos por día, disminuye significativamente tanto en el número de contracciones ventriculares prematuras como en las concentraciones de péptido natriurético cerebral

3. La radiación infrarroja lejana estimula la circulación sanguínea.

En el año 2007, un grupo de investigadores realizó un estudio en 145 pacientes en hemodiálisis con fístula arteriovenosa para mejorar el flujo sanguíneo de sus accesos vasculares mediante terapia con infrarrojo lejano. Los resultados demostraron la acción vasodilatadora de este tipo de radiación y reforzaron conclusiones de estudios anteriores que sugerían que los rayos infrarrojos lejanos ejercían efectos biológicos no solo sobre la temperatura corporal, sino también sobre la circulación.

4. La terapia con infrarrojo lejano ayuda a aliviar el dolor lumbar.

Un estudio reciente realizado en Estados Unidos evaluó los efectos de los rayos infrarrojos lejanos sobre el dolor lumbar en 50 trabajadores de una empresa en la Florida. Para esto, se les pidió que mientras trabajaban utilizaran almohadillas con tecnología infrarroja lejana en sus sillas de modo que estas tuvieran contacto con las zonas afectadas durante al menos 45 minutos diarios por un período de 4 semanas. Los datos fueron evaluados por medio de subescalas del cuestionario SF-36v2. Al concluir el período de estudio, los resultados mostraron cambios estadísticos significativos en 9 de 10 subescalas SF-36, indicando una reducción progresiva del dolor y una mejora de la calidad de vida en los trabajadores.

5. La radiación infrarroja lejana combate la rinitis alérgica.

Un estudio realizado en 2007 se propuso evaluar los efectos de la terapia con infrarrojo lejano sobre la rinitis crónica. Para esto, la región nasal de 31 pacientes con rinitis alérgica fue expuesta durante 40 minutos a un emisor de rayos infrarrojos lejanos a una distancia de 30 cm por 7 días. Cada día, los pacientes registraron en un diario sus síntomas antes y después del tratamiento. Al final del estudio, los resultados mostraron una mejoría notable en los síntomas (picazón en los ojos, picazón nasal, congestión nasal, rinorrea, estornudos, deterioro del olfato), lo que sugiere que este tipo de radiación puede servir como una nueva modalidad de tratamiento para la rinitis alérgica.

Referencias:

1. Matsushita, K., Masuda, A., Tei, C. (2008). Efficacy of Waon therapy for fibromyalgia [Resumen]. Internal Medicine. Recuperado de: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18703857

2. Kihara, T., Biro, S., Ikeda, Y., Fukudome, T., Shinsato, T., Masuda, A, … Tei, C. (2004). Effects of repeated sauna treatment on ventricular arrhythmias in patients with chronic heart failure [Resumen]. Circulation Journal: Oficial Journal of the Japanese Circulation Society. Recuperado de: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/15564698

Recent Posts

Dejar un comentario

0

Start typing and press Enter to search

Abrir chat